REPORTE DE MERCADOS:Cierre de mercados del Miércoles 5 de Septiembre.

SOJA:

La soja concluyó la jornada ligeramente a la baja presionada principalmente por las perspectivas de la gran cosecha USA y la falta de un arreglo en el conflicto comercial entre China y EEUU que está castigando la demanda de oleaginosa sobre norteamericana. 
Otros factores también operaron en el mercado metiendo presión a los precios, fue el reporte del USDA de ayer en referencia al estado de los cultivos, que lo dejó igual ( 66% de los cultivos en condiciones buenas-excelentes) y la presión estacional de cosecha, ya que esta ya ha comenzado en algunas zonas productoras USA con noticias de buenos rendimientos.
Algo que limitó mayores bajadas fue la ayuda del gobierno de Trump a los productores USA, algo que está provocando la retención de mercancía por parte del agricultor, esperando mejores precios.

MAÍZ:

El maíz cerró también en negativo arrastrado principalmente por las caídas del trigo y la soja.
Aún así, el cereal obtuvo algo de sostén en las cotizaciones debido al exceso de lluvia que ha caído estos días y que podría limitar los rendimientos de la cosecha en algunas áreas. Aún así se mantiene el optimismo de una buena cosecha en EEUU.
Ayer también se reportó la venta de USA de poco más de 100 mil tm de Maíz a México.

TRIGO:

El Trigo acabó en rojo con otra fuerte caída debido a que los rumores que indicaban un recorte de las perspectivas de exportación Rusa de trigo, finalmente acabaron en nada. Por lo que la oferta USA de cereales se mantiene débil a pesar de la escasez causada por la sequía en áreas productivas clave de la región del Mar Negro. 
Por lo que las exportaciones de la zona del Mar Negro no se recortaran en la cuantía que se estimaban, aunque si serán menores debido a la reducción de rendimientos. Estas se estiman en 35 M tm frente a las 42 del año anterior. 
Limitó algo las bajadas, el reporte de la compra de Egipto de 600 mil Tm de trigo a Rusia y las 60 mil Tm de trigo duro de Jordan a un vendedor no especificado.
Adicionalmente las lluvias en EEUU están proporcionando la suficiente humedad a los terrenos para un comienzo propicio de las siembras del cereal de invierno, hecho que no está pasando en otras zonas productoras a nivel mundial, como es el caso de Australia y la UE, que está sufriendo un grave estrés hídrico en sus suelos.

Referencia: Santos Barrio

Publicado: 5 de Septiembre de 2018